Image by Ryan Moreno

Navegando las tendencias ESG






18 de abril de 2022


El Consejo Editorial de ESG Latam te comparte las nuevas regulaciones que se avecinan en materia ESG, el plan actual de Chile para lograr la transición mediante el fortalecimiento del financiamiento sostenible; así como la preocupante falta de avances en los objetivos de descarbonización y el aumento de recursos destinados a los combustibles fósiles.


 

Nuevas regulaciones y estándares en el horizonte


En semanas recientes, la comunidad financiera global ha recibido con entusiasmo la primera propuesta de un estándar global para divulgar riesgos financieros relacionados con el cambio climático por parte de la Junta Internacional de Estándares de Sostenibilidad (ISSB, por sus siglas en inglés). La propuesta es el resultado de un esfuerzo de varias organizaciones que han trabajado por determinar cuáles son las estrategias, los esquemas de gobernanza, la gestión de riesgos, y los indicadores básicos para que las organizaciones alcancen sus objetivos climáticos y de sostenibilidad. En paralelo, la Comisión de Bolsa y Valores​​ de Estados Unidos (SEC, por sus siglás en inglés) también ha publicado una propuesta de regulaciones para la divulgación de riesgos climáticos. Se espera que después de un período de consulta y ajustes, las regulaciones entren en vigor a partir de 2024.


Para profundizar

Participa en el proceso de consulta la ISSB aqui y el de la SEC aqui.


 

Chile y su ambicioso plan de financiamiento sostenible


La Red de Banca y Finanzas Sostenibles (SBFN, por sus siglas en inglés) ha publicado el Reporte de Progreso de Chile 2022, en el que se reconocen los avances que el país ha tenido en la incorporación de criterios ESG al sector financiero.


Chile está ejecutando un plan para la elaboración de un marco nacional de finanzas sostenibles que pretende lanzar en los próximos años. En la primera etapa de este plan, se destaca la publicación de una guía para el diseño de reportes de sostenibilidad realizada por la Bolsa de Valores de Santiago y la organización de conferencias sobre banca y sustentabilidad de la SBIF, en las que han participado el sector público, privado y académico. De igual manera, en 2019 el Ministerio de Finanzas publicó un marco para emisión de bonos verdes y en 2020 uno para bonos sostenibles.


Para la siguiente fase se contempla la creación de un marco legal que de mayor transparencia a la divulgación de información ESG, además de un plan para el desarrollo local e internacional del mercado de bonos verdes, que este año ha emitido deuda por $4.4 billones de dólares.



 

Los avances corporativos siguen siendo insuficientes : Climate Action +100


La segunda evaluación de 166 compañías realizada por Climate Action 100+ reveló que se ha logrado un avance en los indicadores corporativos de sostenibilidad; sin embargo, las acciones que se han tomado no son suficientes para estar alineados a una trayectoria que mantenga al planeta por debajo de los 1.5 C de aumento de temperatura.


Los hallazgos principales fueron los siguientes:

  • Las compañías siguen sin tener metas intermedias de avance que les permitan alinearse al objetivo de los 1.5º C.

  • Persiste la ausencia de las emisiones de alcance 3 en la contabilidad de las empresas.

  • Las compañías aún no determinan estrategias claras para llegar a los objetivos de descarbonización que han anunciado.

  • Los planes de inversión de capital (capex) siguen sin estar armonizados con los objetivos de abatimiento de emisiones.

  • Las metodologías de auditoría aún no incorporan adecuadamente los riesgos climáticos.

Los sectores más llamativos fueron el de petróleo y gas, que sigue dando luz verde a proyectos incompatibles con la meta de 1.5 grados, según lo planteado por la hoja de ruta de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés). Así como la aviación, el cemento y el acero, cuya intensidad de emisiones no está alineada con las metas del Acuerdo de París.



 

El financiamiento a combústibles fósiles sigue creciendo


De acuerdo con la investigación “Banking on Climate Chaos”, los principales 60 bancos en el mundo otorgaron un financiamiento de 3.8 billones de dólares de 2016 a 2020. Como consecuencia, los niveles de financiamiento en 2020 fueron mayores que los reportados en 2016.


El banco que mayor financiamiento otorgó a las actividades que involucran a los combustibles fósiles es JP Morgan Chase, seguido por Citi y Bank of America. Mientras que el que tuvo un mayor incremento en este tipo de financiamiento fue BNP Paribas con un crecimiento de 41%. Por otro lado, dicha investigación señala que UniCredit es el banco que tiene una política más estricta frente al financiamiento de este tipo de energéticos.

A esta noticia se le agrega el anuncio de Barclays (sexto lugar en la lista de bancos que otorgan mayor financiamiento a combustibles fósiles) de su nuevo plan climático, que fue recibido con críticas negativas, debido a que plantea una salida lenta del financiamiento al carbón. Además, el plan no señala qué pasará con las actividades relacionadas con la extracción y distribución de petróleo.



 

Escucha nuestro podcast, Finanzas para Radicales, un espacio para quienes buscan transformar radicalmente el sistema financiero hacia una transición sostenible en América Latina.


Episodio más reciente: Empresas estatales y transición climática



 

Sabine Santana, Editora


Consejo editorial

Mariana Navarro

Rodrigo Samuel

José Luis Reséndiz

NEWSLETTER

Tendencias ESG

Recibe las tendencias financieras globales más relevantes para la transición sostenible y climática de América Latina seleccionadas y comentadas por nuestro consejo editorial de especialistas.

REGISTRO

Gracias