• White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon
  • Blanco Icono de Spotify

COP26 y Financiamiento Climático





En la reciente Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 26) llamó la atención el papel protagónico del sector financiero y los compromisos de financiamiento por parte de corporaciones y gobiernos. Para entender mejor los retos en materia de financiamiento climático, conversamos con Enrique Lendo, Coordinador de Finanzas Sostenibles en el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas. A continuación, se resumen los principales temas de la conversación en nuestro tercer episodio de Finanzas para Radicales. Además, agregamos datos adicionales para ofrecer un mejor contexto.


  • Los aspectos básicos para analizar el financiamiento climático son el propósito, el cual es la reducción de emisiones y adaptación al cambio climático. Segundo, el origen de los recursos, los cuales pueden ser de naturaleza privada o pública. Tercero, la cantidad necesaria. Para una reducción del 50% en emisiones al 2030 y cero netas a 2050 se necesitarían 1.2 billones de dólares al año, lo equivalente al producto interno bruto anual de México, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía. ¿Cuánto hemos avanzado? No se ha logrado ni cubrir la meta de 100 mil millones de dólares al año, por lo cual el financiamiento privado es necesario.


  • El Acuerdo de Paris (2015) estableció por primera vez una meta global para la estabilización de la temperatura en el planeta a 2°C por arriba de los niveles preindustriales. El Pacto Climático de Glasgow mantuvo tal meta en noviembre de 2021 a pesar del poco avance en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Actualmente, nos encontramos por encima del umbral de 1.2°C de acuerdo con el Índice Global de Calentamiento de la Universidad de Oxford.


  • El Pacto Climático de Glasgow otorga mayor importancia a la adaptación al cambio climático que en cumbres anteriores. Se estima que se necesitan anualmente 180 mil millones de dólares en financiamiento climático para adaptación hasta 2030, pero tan sólo en 2020, se alcanzaron 49 mil millones de dólares, de acuerdo con Climate Policy Initiative.


  • Las contribuciones determinadas a nivel nacional (CDN) representan los compromisos asumidos por los países para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y la adaptación al cambio climático. Si bien no hay un mecanismo International que obligue a los países a cumplirlas, los gobiernos pueden establecer mecanismos nacionales para su cumplimiento obligatorio. En el caso de México, el Ley General de Cambio Climático establece el cumplimiento de las CDN. Sin embargo, las metas de México están alineadas a un aumento de temperatura superior a 3°C, de acuerdo con la evaluación de Climate Action Tracker.


  • Si bien instituciones financieras y no financieras se han comprometido a alcanzar las emisiones cero netas de carbono, aún no hay claridad de los planes de transición de dichas iniciativas. Como respuesta de ello, reguladores financieros están impulsando que tales compromisos sean obligatorios y transparentes.


  • El tercer día de la COP 26 se dedico finanzas, en el cual se resaltó que 130 billones de dólares de la gran mayoría de instituciones financieras se comprometen a tener emisiones cero netas para 2050 lo que equivalen a tres cuartas partes del capital de todo el mundo. aunque todavía quedan las interrogantes acerca de los criterios que se van a seguir para lograr dicha meta ni tampoco se reconocieron mecanismos de cooperación clara entre sector privado y público en el pacto. Conoce más sobre la Alianza Financiera de Glasgow para las Cero Emisiones Netas (GFANZ).


Resumen técnico preparado por Rodrigo Jimenez, Coordinador de Investigación de ESG Latam.